Anuncios
Saltar al contenido

América es el Campeón de Campeones

D_fPDtfXsAAc_zl.jpg

Las Águilas del América se proclamaron campeones del título Campeón de Campeones al vencer a Tigres vía tanda de penales gracias a Agustín Marchesín que se vistió de héroe atajando tres de ellos y anotando el decisivo.

Desde los primeros minutos el cuadro americanista buscó hacer daño al marco defendido por Nahuel Guzmán y apenas el minuto 3 de partido Andrés Ibargüen logró generar un tiro libre que cobró Emanuel Aguilera al poste del arquero argentino quien contuvo el balón en sus manos.

Con Sebastián Córdova jugando detrás de Henry Martín, América buscaba generar peligro por dentro del terreno de juego mientras que Ibargüen y Renato Ibarra intentaban hacer lo propio por las bandas izquierda y derecha respectivamente. Desde la mitad de la cancha, Mateus Uribe intentó con un disparo desde fuera del área grande rival, el esférico saldría por la línea final.

La respuesta felina llegaría desde los pies de Javier Aquino a través de una jugada por la banda izquierda que concluyó con el disparo de Lucas Zelarayán, desviado por la zaga americanista. El primer cuarto de juego fue dominado casi en su totalidad por el equipo azulcrema, sin embargo el partido continuaba 0-0.

Ibarra avisó de nueva cuenta tras un largo despeje de Agustín Marchesín el ecuatoriano tiró de pie derecho y una vez más el balón se fue a las tribunas. Tigres esperaba paciente en su territorio cuando América atacaba apostando a la recuperación de la pelota en media cancha y salir a velocidad al contragolpe.

El partido se tornaría complicado y América dejó de generar fútbol, en parte también al trabajo de los dirigidos por Ricardo Ferretti. El balón no tenía dueño y tras media hora de partido el marcador no se movió. Jorge Sánchez se perdió el primer gol tras un fabuloso cabezazo, sin embargo, debido a la fuerza que le imprimió al esférico, este salió por encima del marco rival.

A partir de ese momento el agobio azulcrema creció sobre el rival; una jugada de Paul Aguilar y un disparo de Córdova fueron los intentos más claros que América logró generar sobre el rival. Del otro lado de la cancha, Zelarayán no logró concretar frente al marco de Marchesín; un tiro desviado de Martín para el cuadro de Coapa firmaba el 0-0 al final de la primera parte.

A los dos minutos de la segunda mitad, Bruno Valdez estuvo a nada de anotar autogol pero el balón pegó en el poste derecho del marco americanista. De esta jugada salió el balón con ventaja para Ibarra quien no supo entregar la pelota de buena manera a Ibargüen y el posible contragolpe concluyó.

El medio sector desapareció en ambos equipos lo que benefició al partido ya que los atacantes arribaban con facilidad hacia las áreas. El centro delantero de Tigres, André Pierre Gignac, remató de cabeza en la primer insinuación de los norteños en la segunda parte. Para América, Ibarra era el más incisivo.

A los 56 minutos, Henry Martín tuvo en su cabeza el gol para América pero Nahuel Guzmán realizó la atajada del partido y a mano izquierda desvió el balón hacia tiro de esquina. A la siguiente jugada, Bruno Valdez remató de nueva cuenta con la testa mandando el esférico a las manos del arquero rival.

El sector izquierdo sa notaba débil y Jorge Sánchez no era capaz de sostener los embates de Julián Quiñones. En la banca, Nicolás Castillo recibía indicaciones del Piojo Herrera para posteriormente entrar al terreno de juego. Al minuto de entrar, Castillo estuvo cerca de dejar atrás a Guzmán para encarase hacia la portería, atento el guardameta argentino se hizo del balón.

A falta de 20 minutos para el final del encuentro, ya con Roger Martínez y Castillo en el ataque, el colombiano arrancó por el sector izquierdo hacia el área y siendo derribado en los linderos del la misma generó un tiro libre para América. Castillo golpeó el balón con el pie derecho por encima de la barrera tigre, Guzmán de nueva cuenta impidió el gol azulcrema.

Esto detonó para bien el cotejo, de nueva cuenta ambas escuadras arriesgaron y se turnaban la posesión del esférico mientras que el rival defendía de buena forma. El atacante francés de Tigres, Gignac, estuvo a punto de quedar frente a Marchesín, pero fue derribado por Aguilera. El tiro libre era a favor del equipo felino que él mismo hizo efectivo aunque finalmente la de gajos fue a saque de esquina tras el desvío de Valdez.

Roger Martínez corrió nuevamente por la pradera izquierda y recortando a dos rivales ingresó al área para tratar de entregar el balón a un compañero pero fue interceptado, el peligro concluía. Desde la tribuna, un humo amarillo ingresaba al campo de juego y logró parar el mismo durante pocos instantes a solo 3 minutos del final.

El arquero felino nuevamente salvó a su equipo con un desvío tras un tiro de Paul Aguilar a las afueras del área. Tigres aguantaba los embates de América buscando la tanda de penales donde su arquero podría vestirse de héroe. El cuarto árbitro indicaba que serían 5 minutos más de juego.

En el segundo minuto extra, Castillo ingresó al área y cayó pero el central no marcó ninguna falta. El atacante chileno buscó la pena máxima dejándose caer. A la siguiente jugada, Córdova disparó de zurda y otra vez Nahuel Guzmán tapaba con las manos. Los 90 concluían, los penales se acercaban.

La tanda de penales comenzó con Agustín Marchesín bajo los tres palos frente a André Pierre Gignac; el francés disparó raza al poste izquierdo del arquero argentino quien adivinó el lado lanzándose aunque no pudo parar el balón, 1-0 a favor de Tigres.

Nicolas Castillo cobraría el primero para América empatando con fuerte disparo al poste derecho de Guzmán. Rafael Carioca sería el segundo cobrador felino. Marchesín atajó a mano cambiada aventándose a su poste derecho. Emanuel Aguilera tendría el chance de poner al frente a América.

Con pierna izquierda mandó guardar el balón y las Águilas se pondrían 2-1 arriba. Luis Rodríguez estaba obligado a anotar y así lo hizo fintando a Marche. 2-2 el marcador. El tercer cobrador americanista sería Bruno Valdez; con pierna derecha voló el balón a las gradas.

Tigres podría irse al frente por vez primera en la tanda en los pies de Eduardo Vargas. El chileno miraba fijamente a Marchesín venciéndolo y poniendo el 3-2 para su causa. Jéremy Ménez sería el siguiente, y con suma tranquilidad empató el marcador a 3.

Jesús Dueñas cobró de nueva cuenta a la izquierda del arquero americanista quien se quedó en pie y fue vencido de nueva cuenta. Roger Martínez respondió empatando a 4 y con parte interna de su pie derecho el balón se incrustó en el ángulo superior izquierdo.

Hugo Ayala era el siguiente, el último cobrador de Tigres. Con un disparo muy suave falló mientras que Agustín Marchesín adivinó aventándose a su poste derecho tomando el esférico. Paul Aguilar tuvo en sus pies el título para América y emuló a Ayala fallando el penal.

En la muerte súbita, Guido Pizarró falló de nueva cuenta. El joven cantearon de América, Sebastián Córdova fue el siguiente y de pierna izquierda volvió a fallar con un lance de Guzmán que atajó el balón. Jürgen Damm fue el siguiente volver a anotar tras cuatro penales atajados. América estaba obligado a anotar para seguir peleando el título, el encargado era Mateus Uribe; y con frialdad mandó guardar el esférico.

Javier Aquino estrelló su cobro en el travesaño. Agustín Marchesín pidió el balón para cobrar el siguiente penal, el penal que le daría el trofeo a América; portero contra portero, argentino contra argentino. De pie derecho a poste izquierdo Marchesín cobró para entregarle el sexto título de Campeón de Campeones a América.

Tras un partido disputado y una tanda de penales agónica, América consiguió el primer título oficial de la campaña.

Por: Jesús Morales

Anuncios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: