Anuncios
Saltar al contenido

América experto en remontadas contra Cruz Azul

Captura de pantalla 2019-05-12 a la(s) 16.53.25.png

Los partidos entre América y Cruz Azul generalmente son muy atractivos, la rivalidad entre estos dos conjuntos nos ha regalado partidos impresionantes. Hoy recordaremos aquella remontada de las Águilas en la cancha del Estadio Azul.

Los azulcremas eran dirigidos por Ignacio Ambriz, que estaba en la cuerda floja, los resultados y el funcionamiento del equipo no era el esperado y este partido definiría su futuro. Del otro lado, a los cementeros los dirigía Tomas Boy y buscaban una importante victoria ante el odiado rival.

Los locales arrancaron de la mejor manera posible, el Chaco Giménez hacía su doblete en 5 minutos. La Máquina siguió dominando y al 26′ Silva ponía el 3-0. Ambriz parecía ya estar fuera del club y aún no llegaba ni a los 30 minutos el partido. Las Águilas pudieron aguantar el final del primer tiempo sin recibir un gol más.

Para el segundo tiempo, la actitud era distinta y América comenzó a tener el balón. Al 52′, Aldo Leao se hacía expulsar de una manera infantil y dejaba a su equipo con uno menos. 2 minutos después, en un tiro libre, Oribe Peralta se anticipó y con la pierna se alcanzó a estirar para marcar el 3-1. El tiempo pasaba y parecía que no vendría la reacción americanista.

Al 72′, un tiro libre que cobró Michael Arroyo y que Corona atajaba de manera sorprendente, sacando una pelota del ángulo. Un minuto después, centro de Ibarra y en medio de dos defensores cementeros, Silvio Romero cabecea y ponía el 3-2. Los fantasmas de una nueva remontada se hacían presentes en el Estadio Azul.

El tiempo seguía corriendo y aunque el América estaba encima, parecía que la Máquina estaba a punto de aguantar y llevarse la victoria. Al 89′, jugada de Rubens Sambueza, que condujo, enganchó y mandó un centro preciso para Pablo Aguilar, que remató de cabeza y empató el partido.

El árbitro agregó 3 minutos y el cuadro azulcrema quería llevarse la victoria. Al minuto 91, otra vez Renato Ibarra desbordaba por la banda y mandaba un centro al punto penal, que remataría Romero para hacer el 4-3 definitivo.

Toda la banca salió corriendo a festejar al tiro de esquina, donde se encontraba celebrando el ‘Chino’ con Ibarra. Al final hubo una pequeña bronca con jugadores cementeros, que no creían lo que acababa de sucederles.

Esta victoria es de las más recordadas por la afición americanista, que vio como su equipo se repuso de un 3-0 y en 45 minutos le metió 4 goles al Cruz Azul.

Por: Ismael González

Anuncios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: