Anuncios
Saltar al contenido

A lo América, otra vez

Captura de pantalla 2018-09-22 a la(s) 06.10.09.png

Primer tiempo donde el show lo empezó a poner nada más y nada menos que el central Luis Enrique Santander, que sigue en un nivel que deja mucho que desear en el futbol mexicano.

Primeramente no marcó un claro penal sobre Henry Martín, posteriormente en una jugada igual de rápida, Edson Álvarez cometió una falta que era digna de tarjeta amarilla de forma clara y de inmediato vino la marcación de un penal inexistente por una presunta falta sobre Cecilio Domínguez.

Es precisamente el 10 azulcrema que al 8’ de acción cobró de manera magistral el tiro desde los once pasos, engañando de buena manera al cancerbero poblano para poner el 0-1 hasta ese momento.

Para el 24’ oportunidad de ampliar el marcador, puesto que en un tiro de esquina, Renato Ibarra mandó buen servicio que Paul Aguilar llegó a rematar pero el mismo pasó muy desviado; Miguel Herrera se lamentaba en el banquillo.

Para el 42’ el empate del local. Centro muy bien realizado por Alejandro Chumacero al cual cerró la pinza de gran forma Lucas Cavallini para poner el 1-1.

Cuando el descanso se aproximaba, nuevamente en tiro de esquina el cuadro de las Águilas aprovechó. Remate de Henry Martín, la zaga dejó la pelota viva dentro del área y Oribe Peralta totalmente solo puso el 1-2.

Ya en el complemento, América pasó a sufrir otra vez de forma innecesaria. Al 57’ en una recuperación del esférico en el medio terreno, Domínguez en carrera franca hacia el marco, buscó definir de parte interna pero nuevamente el portero poblano evitó la caída de su cabaña.

Par de minutos después, se cumplió la ley de “Gol fallado, gol en contra”. Tiro de esquina y Daniel Arreola de cabeza emparejó las cosas 2-2 para la explosión de la afición poblana en casa.

Cuando el juego se tornaba para cualquiera, Meza decidió volver a cerrar a línea de cinco, terminó cediendo la pelota y quiso definirlo en una contra, misma que nunca llegó.

En la recta final del cotejo, Álvarez cometió un error de desconcentración importante y terminó por ser expulsado por doble amarilla tras un ‘pechazo’ a un rival.

El partido estaba en su agonía, América con uno menos y otra vez, las Águilas demostraron sangre como hace algunas semanas atrás ante Pumas. Centro de Mateus Uribe, remate azulcrema, la pelota a la deriva y Bruno Valdez recién ingresado definió el 2-3 que provocó la locura en la parcialidad azulcrema en el Cuauhtémoc.

Silbatazo de Santander y América llegó a 20 unidades en la campaña, registrando una tercera victoria consecutiva y acercándose cada vez más a Liguilla. Su siguiente sinodal serán las Chivas en una edición más del Clásico Nacional.

Por: Juan Carlos Monroy

Anuncios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: