Anuncios
Saltar al contenido

Desastrosa derrota en Torreón

Captura de pantalla 2018-05-11 a la(s) 04.34.43.png

El Territorio Santos Modelo sirvió como escenario, para el comienzo de las acciones en las semifinales del Clausura 2018. Los guerreros de Torreón recibieron a los emplumados, después de haber dejado en el camino a los Tigres de la UANL por el criterio de posición en la tabla y después de un angustioso partido de vuelta que ganaron 2-0. Por su parte, los capitalinos venía de golear en el global 6-2 al equipo de los Pumas de la UNAM.

Los laguneros saltaron a la cancha con Orozco en la portería, Abella, Alcoba, Izquierdoz y Angulo en la defensa, Martínez, Lozano, Vázquez y Cortés en la media cancha; Furch y Tavares en la delantera. Los de Coapa iniciaron con Marchesín en el arco, Vargas, Valdez, Álvarez y Aguilar en la zaga, Ibarra, Uribe, Rodríguez y Domínguez en el medio campo; Ménez y Oribe en la parte de adelante.

Las águilas comenzaron el encuentro con el dominio del esférico y encontraron su primera jugada de peligro, en el minuto 4; después de un tiro libre por el sector de la derecha que Bruno Valdez remató de cabeza por encima de la cabaña defendida por Orozco.

Los verdiblancos respondieron al minuto 10, con un contragolpe orquestado por Tavares en la banda de la izquierda. Djaniny entra al área y mete un disparo entre las piernas de Edson Álvarez, que va a la colocación de Agustín Marchesín que rechaza con las piernas. Cuatro minutos después, un descuido en un saque de banda, en una combinación entre Furch, Djaniny y Osvaldo, culmina con un disparo del paraguayo, que terminó dentro de la cabaña azulcrema ante una marca floja de la zaga emplumada.

Al 21’, Jérémy Ménez buscó sorprender a Jonathan de media distancia. Sin embargo, el tiro pasó unos metros desviados de la portería lagunera. Corría el 25’ y nuevamente se sintió peligro de nueva cuenta en el arco azulcrema con un centro de Cortés, que Djaniny metió de cabeza al arco, pero el caboverdiano se encontraba en posición adelantada.

Cecilio Domínguez empató las acciones al 32’, después de un gran centro a segundo poste por parte de Renato Ibarra, que calculó de manera incorrecta el arquero Orozco, combinado con una gran definición del paraguayo. La paridad parcial duró poco tiempo, ya que Furch adelantó de nueva cuenta a los locales con un tanto de media distancia al 38’, ante otra displicente presencia de la defensa americanista.

Corría el 42’ y Mateus Uribe, entró al área con balón controlado y el defensa de Santos, Carlos Izquierdoz le comete penal después de una serie de jalones. Orozco adivina el disparo de Ménez que fue el encargado de ejecutar la falta desde los 11 pasos, lanzándose al lado derecho. Al 45+1’, justo antes de terminarse el primero tiempo, Marchesín sacó un remate de cabeza de Djaniny, que llevaba destino de gol, surgido de un tiro libre por el lado izquierdo.

Empezaron las acciones de la parte complementaria y las águilas se fueron al frente con la consigna de empatar el marcador. Pasaron 3 minutos, para que Oribe Peralta generará un remate de cabeza que detuvo Jonathan Orozco. En el 54’, los locales ampliaron la ventaja aprovechando una desatención por parte de Bruno Valdez, que dejó botar el balón dentro del área, llegando la jugada hasta el lado izquierdo, donde se encontraba Julio Furch que controló el balón y disparo cruzado, venciendo a Marchesín para poner el 3-1.

Domínguez se hizo presente de nueva cuenta dentro del área de los locales, generando un disparo que se fue a un costado del arco defendido por Orozco en el 64’. El cancerbero de Coapa, atajó un disparo potente del uruguayo Lozano después de recortar a Edson Álvarez dentro del área en el 67’.

Después de una serie de minutos donde América llegó al área verdiblanca sin poder ser efectivos frente al arco; Santos encontró el 4to para su causa en los botines de Cetre Angulo. Otro descuido por parte de la zaga de Coapa, donde increíblemente Paul Aguilar se quedó parado reclamando una falta inexistente de Furch sobre Edson, dejando el balón para el delantero colombiano que en un mano a mano contra Marchesín, terminó por fusilar al argentino en el 79’.

El equipo capitalino comenzó a abusar de los centros al área de los guerreros, sin poder marcar otro gol para su causa. Marchesín volvió a salvar al América, con una gran atajada ante un buen remate de cabeza por parte de Isijara en el 88’. El partido culminó con llegadas más cercanas por parte de Santos Laguna y dejando un marcador complicado de remontar para la vuelta en el Azteca.

América dejó ver todas las falencias que tiene a la defensiva y lo poco efectivo que fue en la parte complementaria. Con el resultado de 4-1, los emplumados tiene que ganar por diferencia de 3 goles, sin que Santos consiga más de 2 goles como visitante, sino la consigna será un resultado con 4 tantos de diferencia.

Por: René López

Anuncios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: