Anuncios
Saltar al contenido

América cae en la semifinal de ida de CONCACAF

El BMO Field con un duro clima combinando frío y lluvia, fue testigo de un encuentro interesante, correspondiente a las semifinales de la Liga de Campeones de la CONCACAF; entre Toronto F.C. y las Águilas del América. El conjunto mexicano se fue al frente desde el primer minuto y se hizo de la posesión del balón.

La estrategia del equipo canadiense fue clara desde un principio, echarse atrás y pararse bien dentro del campo, aprovechando los espacios que dejarían los azulcremas. Al minuto 8, la figura de la escuadra campeona de la MLS, Sebastian Giovinco controló el esférico y encaró a Edson Álvarez, el italiano logró colarse al área y en una jugada apretada, el central mexicano alcanzó a hacer contacto con el delantero, el árbitro central decretó pena máxima.

El mismo Giovinco fue el encargado de cobrar la falta desde los 11 pasos, definiendo con un tiro raso y al centro, ante un Agustín Marchesín que decidió lanzarse hacia su costado derecho. El tanto del equipo local, obligó a los emplumados a adelantar líneas y tener el balón. La presión por parte de las águilas fue alta y comenzó a robar la de gajos en terreno contrario.

Fue hasta el 20’ que en una muy buena triangulación entre Matheus Uribe, Oribe Peralta y Andrés Ibargüen, concluyó en las redes; después de una gran jugada individual del dorsal 11 quién recortó y se quitó a 4 hombres del Toronto F.C., para meterse al área y fusilar con un disparo de derecha a Alex Bono, poniendo el 1-1 en el marcador.

El equipo mexicano se hizo amo y señor de las acciones, con el control de balón y varias jugadas de peligro que lamentablemente para la causa americanista, no terminaron en las redes del Toronto. Al minuto 43’ tomaron a la zaga del conjunto de Coapa mal parada y después de una barrida de Edson Álvarez en el medio campo, la fortuna le sonrío a la escuadra canadiense, ya que el rebote le quedó a Giovinco, quien de primera habilitó a Jozy Altidore.

El delantero estadounidense, se quitó la marca del lateral Carlos Vargas, para definir con un disparo cruzado, imposible para Marchesín; adelantando nuevamente en los cartones a los locales. Para la segunda mitad, el América con la obligación de ir al frente, se descuidó atrás y en una jugada que se desarrolló por el costado de la derecha al 57’, finalizó con el 1-3 para los canadienses, después de un buen servicio por parte de Auro Jr., que terminó en los pies de Ashtone Morgan, quien definió solo dentro del área chica.

Las Águilas con más empuje y torpeza, que con buen fútbol; trataron de recortar distancia en el tanteador, abusando de los centros que fueron bien cortados por un equipo de Toronto, bien parado dentro del campo y sobre todo cerrando los espacios en la zaga defensiva. Miguel Herrera realizó tres cambios: al 53 Carlos Vargas salió en lugar de Joe Corona, al 80 Cecilio Domínguez le dio el ingreso a Henry Martín y al 89 Renato Ibarra entró al campo por William Da Silva.

Fue el delantero yucateco, quien tuvo la mejor oportunidad para acercar a los azulcremas, ya que al minuto 83, una pared entre Martín y Oribe Peralta, concluyó con un disparo potente y sin dirección por parte de Henry, estrellando el esférico en la humanidad de Bono.

Con este resultado de 3-1 en favor del Toronto F.C.; las Águilas del América requieren ganar por diferencia de dos goles, incluyendo un marcador similar al del día de hoy; que sería el único con el que se podría forzar a los penales. Otro marcador de 2 goles de diferencia, con más de 1 gol de los canadienses le daría el pase al actual campeón de la MLS. El partido de vuelta se disputará en la cancha del Estadio Azteca, el próximo 10 de abril.

Por: René López

Anuncios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: