Anuncios
Saltar al contenido

Águilas y Chivas reparten puntos en el Clásico Nacional

8bb746f9-2391-4fc0-800d-ef542a8d7c2e

El Estadio Akron y los tapatíos estaban listos para recibir la visita de las Águilas para disputar una edición más del Clásico Nacional. Los de Coapa llegaban como punteros en la tabla general mientras que el acérrimo rival era la otra cara de la moneda pero como lo dice la historia, los clásicos son partidos diferentes en donde más que tres puntos disputados se juega el honor y el amor a la camiseta.

Con un duelo de ida y vuelta y con bastante intensidad en el terreno de juego, las Águilas ya habían mostrado más llegadas de gol en contra del rebaño y al minuto 20′ llegaba la primera anotación de Chivas cortesía del muchacho Jesús Godínez quien disparaba centímetros dentro del área con un centro potente perforando las redes azulcremas y con gritos de gol en las tribunas las Chivas de Guadalajara ya ganaban el clásico.

Las Águilas emitían respuesta inmediatamente atacando él área rival y al 22′ en una jugada polémica las Águilas empataban el cotejo con un gol de Cecilo Domínguez pero con decisión arbitral la anotación del dorsal 10 azulcrema era anulado.

Los pupilos de Miguel Herrera echando toda la carne al asador, al 25′ llegaba la recompensa para los americanistas con un gol del capitán Oribe Peralta quien con un gran desborde de Renato Ibarra centraba para el arito americanista en donde con una media vuelta y un zurdazo del 24 la pelota tomaba sentido de portería y marcando gol.

Al 39′ llegaba una falla más para los americanistas, Jéremy Ménez frente al arco bombeaba la bola tras haber vencido al cancerbero del rebaño y la bola pasaba centímetros arriba del la portería de Chivas y con ellos el grito de gol en la afición águila se quedaba en cientos de gargantas.

Las Águilas no dejaron de intentar para aumentar la ventaja en el marcador y apoderadse del partido y al 54′ un casi gol de Oribe Peralta que robando la pelota la zaga defensiva estaba totalmente desprotegida y haciendo un ‘sombrerito’ hacia al arquero Cota el balón pasaba vibrando los tres palos del rebaño.

Sin quedar a deber los de Zapopan y Coapa repartieron puntos en una edición más del Clásico Nacional, queda claro que este tipo de encuentros no importa quién venga de puntero y quien de sotanero.

Anuncios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: