Anuncios
Saltar al contenido

Salvador Cabañas 8 años del atentado

salvador.jpg

DAVID AGUILAR

De la cancha a los recuerdos

Era la mañana del lunes 25 de enero del 2010 y el americanismo despertaba con una amarga noticia, en los noticieros matutinos informaban que durante la madrugada el delantero del club América, salvador Cabañas, había recibido un impacto de bala al cual milagrosamente logró sobrevivir, pero que, su estado de salud era delicado y se encontraba internado en el hospital.

Rápidamente comenzaron los rumores entorno a lo sucedido, mucho se especulaba sobre este penoso incidente, pero con el paso de las horas y gracias a videos extraídos de las cámaras de seguridad del establecimiento donde se suscitaron los hechos, un conocido bar al sur de la Ciudad de México, el cual era frecuentado por personajes famosos como futbolistas, actores, políticos y hasta narcotraficantes. Fue justamente uno de estos narcotraficantes de nombre José Jorge Balderas Garza alias el “JJ” quien disparó en contra de Cabañas en los baños de dicho lugar, la verdadera razón por la cual le disparó aun es un misterio, ya que las versiones contadas tanto por el ex futbolista y el agresor no son del todo convincentes.

Lo único cierto es que la carrera de Salvador Cabañas quedo trunca cuando estaba en su momento cumbre, el paraguayo vivía días de gloria con su selección y se perfilaba para ser una de las grandes figuras en la copa del mundo que se celebraría ese mismo año en Sudáfrica, y aunque en el América las cosas no estaban del todo bien y nunca consiguió un título de liga, el era líder y referente de aquel equipo, y un ídolo de la afición azulcrema, se especulaba también que en verano y emigraría al viejo continente para jugar en un equipo inglés, esto lo confirmó el guaraní años más tarde cuando en una entrevista declaró que el ya tenía un acuerdo con el Manchester United.

A partir de ese momento la vida de Salvador Cabañas dio un giro de 360 grados, primero tuvo que despedirse del fútbol profesional, después de su dinero y sus propiedades y hasta de sus hijos y esposa, pues esta última junto con su representante lo despojaron de todo dejándolo en la pobreza, ante esta situación tuvo que regresar a vivir con sus padres y trabajar en el negocio de ellos vendiendo y repartiendo pan.

Y así es como el americanismo vio desvanecerse a una de sus grandes figuras, un jugador que dejó huella, que dio muchas alegrías y que ojalá regrese algún día al club en alguna otra faceta, mientras eso sucede seguiremos recordando sus goles. Hasta pronto Chava, te llevamos en el corazón.

Anuncios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: